Entrenamiento

Los 4 consejos para iniciarse en el trail running

8 febrero, 2018
por
correr por montaña

Si practicas running y te estás planteando probar el trail running o running de montaña, antes deberías saber que ambas disciplinas tienen diferencias sustanciales, aunque a priori pueda parecer lo contrario.

Hemos analizado las características de cada especialidad con el objetivo de darte los mejores consejos para que puedas correr por montaña con toda la precaución posible y disfrutes al máximo.

Qué es el trail running

Las diferencias principales entre las dos modalidades se basan en el entorno donde se practican. Hacer running es principalmente correr por asfalto, mientras que el trail running es correr por cualquier terreno natural, como montañas, senderos o arroyos, lo que normalmente implica una dificultad añadida a causa de los obstáculos presentes en la naturaleza, como los fuertes desniveles o un terreno inestable.

Los 4 consejos básicos

A continuación, os damos los 4 consejos imprescindibles para adentrarse en el trail running:

  • La distancia: Olvídate de las referencias en distancias sobre asfalto con ritmos constantes, en la montaña no existen. Hay que tener en cuenta el perfil de la carrera, ya que el desnivel del recorrido marcará la dificultad técnica. ¡Se acabó medir los kilómetros en minutos u horas! Mentalízate: En la montaña cada carrera será distinta según los obstáculos que encuentres por el camino (piedras, lluvia, barro, etc).
  • El circuito: En las ciudades muchos runners desconocen el recorrido exacto de la carrera, pero -salvo que importe hacer marca- no hay motivo para preocuparse, pues habitualmente el circuito está perfectamente marcado. En cambio, para correr por montaña de forma segura es imprescindible estudiar el circuito, teniendo en cuenta la altimetría y el desnivel acumulado, los puntos exactos de avituallamiento, el reloj-GPS, etc. En resumen, es altamente recomendable familiarizarse antes con la zona siempre que sea posible.
  • Caminar: Si eres runner sabrás que en las carreras no está demasiado bien visto el hecho de caminar en algún tramo. Algo muy distinto ocurre en el trail running, ya que la técnica de carrera es totalmente diferente al llano del asfalto. En las carreras de montaña es habitual caminar en el ascenso y los tramos con más desnivel, utilizando las rodillas como apoyo para evitar cargar demasiado las piernas. Mientras que en los descensos se aprovecha el desnivel negativo para acelerar el ritmo y recuperar el tiempo perdido en las subidas.
  • Material técnico: La montaña es pura vida, naturaleza, obstáculos continuos, y sobre todo, paz con uno mismo. Estas sensaciones tan positivas son los motivos por los que sin duda muchos runners se enamoran de la montaña, aunque ésta conlleva más riesgos que correr en la ciudad, por lo que habrá que ir con más precaución. Para empezar, requiere una equipación técnica mayor. No hablamos solo de unas zapatillas de trail running todoterreno de suela dura y agresiva, sino de llevar siempre encima una mochila para llevar el material imprescindible: Móvil, geles energéticos (como Finisher® Intensity o Finisher® Endurance) o barritas (como las Finisher® Barritas Energéticas), agua, frontal, material previsto para emergencias como cortavientos, etc. En definitiva, nunca es mucho si te inicias en el trail running.

¡Atrévete y disfruta de la naturaleza corriendo!

  • share

Sobre el autor

Finisher

Expertos en salud y nutrición deportiva.

Deja un comentario